El genio de la guitarra flamenca retorna a Barcelona el 15 de septiembre para actuar en el ciclo Mestres al Palau.

Los conciertos de Antonio Rey nos permiten asomarnos a su insólito mundo sonoro, un lugar donde se encuentran la rigidez de la tradición jonda y la soltura expresiva del jazz.

Es donde un picado apuñala el alma mientras una falseta sosiega el corazón, y los tonos se difuminan y luego se sacan a relucir. Donde conviven armonía y compás, y reina la libertad.

En el escenario, Antonio Rey se corona como el Midas de su tierra – el mitológico rey griego que convierte en oro todo lo que toca –  y enriquece así al público con su cofre del tesoro, que es su guitarra.

“Dos Partes de Mí”, su más reciente trabajo, hace referencia a su origen flamenco y su destino paralelo como músico universal. No sólo reúne a compañeros de la esfera del flamenco, sino que abre con la colaboración del camerunés Richard Bona.

Además de honrar a sus grandes maestros, con este álbum, el músico pretende recoger en lenguaje flamenco la sutil belleza del bolero, en el que nos acarician el llanto de las cuerdas de Bernardo Parrilla y el quejío inconfundible de Diego el Cigala.

En él también se encuentra el espíritu morao en la ‘Soleá’, y el regocijo del amor encuentra sitio en la Rumba que dedica a ‘su Luisa’.

Adaptación del texto original (escrito por Debora Garber)

Antonio Rey Quinteto actúa en el Palau de la Música Catalana el 15 de septiembre, a las 21h. Para más información sobre el concierto, visite la página www.maestrosdelaguitarra.com/es/antonio-rey.